CACHETÓN MURCIÉGALO

Nada como la corrección del padre.