EL PESCADOR

Pero rajón como ninguno.