LA OPERACIÓN

Nada como tener la aprobación del marido.