PRESTIÑOS

El pulseador del Porcio después de lo que le pasó terminó vendiendo pizza en lugar de prestiños.