EL CARMA

del que nadie se escapa.